BENEFICIOS DE UNA OFICINA SALUDABLE

Elementos reciclados, bombillas led, ventanales para una iluminación natural, reutilización de la energía, mobiliario ecodiseñado… Las oficinas sostenibles además de cuidar a los trabajadores y velar por su bienestar, también cuidan el medio ambiente

Las oficinas sostenibles, al mismo tiempo que contribuyen a luchar contra el cambio climático, son lugares de trabajo más verdes y responsables con el medio ambiente y ayudan a potenciar el bienestar, la creatividad y la productividad de los trabajadores.

Existen pautas muy sencillas que todos podemos seguir  y aunque parezcan evidentes, no las tenemos lo suficientemente interiorizadas como para aplicarlas de forma eficiente y habitual. El primer paso es ahorrar, todos sabemos que controlar el consumo de luz y agua es bueno para el medio ambiente pero, ¿realmente lo aplicamos en nuestro día a día?

Siendo un poco creativos, podemos acompañar algunos puntos de la oficina con mensajes motivadores en los espejos de los baños o sobre los enchufes pueden hacer que, consciente o inconscientemente, abramos el grifo sólo por el tiempo y con la potencia necesaria o que desenchufemos el ordenador al finalizar la jornada. Puede parecer obvio pero frecuentemente no incluimos este tipo de acciones en nuestra rutina diaria.

Si dentro de tu oficina animas a las personas a caminar, coger menos el ascensor y usar el transporte público, estarás contribuyendo a que el mimo al medio ambiente no se limite al interior de la oficina, ya que los desplazamientos forman parte de nuestra jornada. Por ejemplo, en la puerta de salida a la calle puedes plasmar alguna frase alentadora y facilitar las paradas de metro o autobús más cercanas o fomentar el uso de vehículos como la bicicleta.

El reciclaje es otro pequeño paso pero elemental si hablamos de sostenibilidad. Un contenedor de papel en las oficinas y otros de plástico, vidrio y pilas en la cocina ayudarán a que los residuos acaben en el lugar que les corresponde.

¿Cómo conseguir un espacio saludable?

Construir un espacio en armonía con la naturaleza, que fomente el bienestar y aporte valor, es fundamental para cualquier empresa que quiera mejorar el rendimiento, la inspiración y la productividad de sus trabajadores

A través de elementos que hacen referencia al mundo natural, y conexiones con la vegetación, agua y vida silvestre, la biofilia aporta experiencias únicas y valor diferencial a los nuevos espacios de trabajo.

Mediante elementos como el aire fresco, la luz natural, el agua, el confort acústico o los aromas y conexiones visuales y físicas con el entorno natural, que incluyen plantas, jardines verticales, patios y terrazas ajardinadas, fuentes o materiales naturales o reciclados, el diseño biofílico convierte los espacios de trabajo en lugares mucho más atractivos.

Tips para conseguir una oficina más verde

Mientras que la creación de una oficina totalmente verde puede parecer demasiado tedioso, existen sencillas tácticas de transitar a un espacio de trabajo más alineado con la naturaleza y el medio ambiente. Estas son algunas de las claves que puedes aplicar a tu oficina para conseguirlo:

Incentiva al personal a sentarse en áreas naturalmente iluminadas en los descansos o durante la pausa para comer. Puedes equipar estas zonas con el mobiliario necesario para dicho uso.

Brinda la opción de pasear al aire libre y en contacto con vegetación dentro del espacio de la propia empresa. Aprovecha jardines y zonas verdes existentes para uso y disfrute de los empleados.

Si los espacios al aire libre no están disponibles o estás en un ambiente urbano, puedes crear un pequeño jardín interior en un porche, vestíbulo o azotea. Si el espacio es pequeño, opta por una pared “verde”, dotada con plantas a modo de jardín vertical.

Dispón de habitaciones con toda la luz natural posible. No cubras el acceso a las ventanas y procura dejar entrar el aire exterior y los sonidos naturales cuando el clima lo permita.

La decoración puede ser una buena aliada, utiliza fotografías o ilustraciones de entornos naturales y si cuentas con pantallas audiovisuales, trata de reproducir videos o diapositivas que contengan escenas de naturaleza.

Llena la oficina de plantas. Puedes involucrar a los empleados en su cuidado, las oficinas que cuentan con plantas espacios verdes hacen que los trabajadores se sientan más felices en su entorno de trabajo, mantienen el aire más limpio mejorando su productividad. También puedes reciclar objetos con plantas y convertirlos en obras de arte improvisadas.

Si vas a abrir una nueva oficina para tu empresa, a la hora de escoger la ubicación, sería una buena opción asegurarse de que esté cerca de un parque o entorno natural si fuera posible.

Un interés creciente en grandes compañías es crear espacios verdes respetuosos con el medio natural, equipados con mobiliario y sillería producidos con un diseño sostenible, de este modo, cumplen otro de los objetivos, reducir la huella ecológica.

Aún no hay comentarios

Publicar un comentario