¿Cómo una silla de oficina puede mejorar tu salud y bienestar?

 

El bienestar de las personas en su trabajo es un factor clave para una salud sostenible. Hoy queremos compartir contigo que debes valorar a la hora de elegir una silla de oficina para que mejore tu salud y bienestar.

Un estudio realizado por el Departamento de tecnología y desarrollo sostenible de la Universidad de MID de Suecia así lo demuestra cuando llega a la conclusión de que un empleado con buena calidad de vida en su trabajo tendrá una mejor salud, menor absentismo y mayor compromiso y motivación con la organización donde trabaja.

La satisfacción de los empleados  esta directamente relacionada con una salud sostenible, que se identifica cuando en una empresa hay una percepción de bienestar. Si bien este estudio está enfocado en un liderazgo de calidad que tenga capacidad para influir positivamente en la motivación y en las prácticas saludables de sus empleados, en este artículo vamos a centrarnos solo en el bienestar físico que una correcta silla de oficina puede aportar. Y, ¿por qué nos parece clave el bienestar físico en una salud sostenible del operario de oficina?.

¿Qué papel ocupa la silla de oficina en este bienestar físico?

Los espacios de trabajo están evolucionando hacia nuevas formas de trabajar donde hay mayor movilidad física y más espacios para reuniones informales, esta es muchas veces la teoría y otras la práctica, pero no podemos olvidar que en la mayoría de las empresas el puesto de trabajo delante de una pantalla de ordenador continua ocupando una parte importante de la jornada laboral, cuando no es toda la  jornada.

Es por ello, por lo que los departamentos de Prevención de Riesgos Laborales y el Instituto de Seguridad e Higiene en el trabajo, regulan los espacios físicos de trabajo favorables a la salud del trabajador y en concreto al referido a puestos de trabajo con pantalla de visualización, marcando las obligaciones del empresario para con sus trabajadores donde incluye las  características mínimas  que debe cumplir el asiento o silla para dichos puestos de trabajo.

Pero todavía no hemos contestado a la pregunta y contestamos con otra pregunta: ¿Puedes tener una salud sostenible si te duele la espalda, si te molestan las cervicales, si estas incómodo, si no puedes ajustarte ergonómicamente la silla?La respuesta resulta obvia, por ello la silla de oficina es una pieza clave en la ergonomía del puesto de trabajo. Bajo nuestro punto de vista la silla operativa o silla de oficina en contacto directo con el cuerpo es la pieza que más marca el bienestar físico de los empleados.

La mejor silla será aquella en la que al operario se le olvide que ni siquiera existe. El objetivo de una silla ergonómica, regulable y ajustable es que una vez que el usuario se la haya adaptado a sus características físicas y a su funciones a realizar, pierda la consciencia de que esta sentado. Si el operario esta incomodo, le duele la espalda, las cervicales, ni es productivo ni por mucha motivación que tenga se puede sentir bien. Por tanto, la elección de la silla de trabajo requiere su tiempo y dedicación.

¿Es la silla más cara la mejor?

No, no necesariamente. La mejor silla es simplemente la que resulte más cómoda a su usuario y esa no tiene porque ser la mas cara. El problema es que en las empresas resulta imposible que cada usuario elija su silla y es aquí donde prescriptores, arquitectos, compras y RRHH asumen la responsabilidad de elegir por todos ellos. No es tarea fácil dar gusto a todos ni entrar en percepciones de ergonomía y comodidad. Pero os daremos unas claves bajo nuestra experiencia que esperamos os resulten de utilidad.

Pasos para elegir tu silla de oficina para tu bienestar

Si cada usuario pudiera elegir su propia silla, la suya, como es el caso por ejemplo de un estudiante, o de un puesto aislado y personalizado, o un despacho de un profesional, sin duda, prueba la silla, siéntate, no hace falta que tenga demasiadas regulaciones en sus medidas, si se adapta a tus características antropométricas es perfecta.

Pero si eres el responsable de una empresa y has de elegir la silla de oficina para un amplio colectivo, generalmente de características antropométricas muy diferentes nuestro consejo es que te fijes en los siguientes aspectos:

1) Para evitar problemas, cumple con la normativa legal aplicable RD 488/97 que marca que la silla sea giratoria, regulable en altura e inclinación y que su respaldo también regulable en altura. Se trata de regulaciones básicas que aseguran que la silla elegida se puede adaptar al mayor número posible de personas

 2) Recomendable que PRL le de el visto bueno, pero con un presupuesto prefijado. Dependerá del número de operarios, pero ten en cuanta que cuanto más operarios sean , mas mecanismos de ajuste debiera tener la silla con el único objetivo de que se pueda adaptar la misma a características antropométricas muy diferentes de cada uno de sus usuarios. La regulación lumbar es un punto crítico a tener en cuanta.

3) Son regulaciones que debes considerar: regulación de la altura lumbar por el medio que sea; regulación en profundidad del asiento para personas con una estatura superior a la media, asiento regulable en su altura; respaldo regulable en su inclinación y a poder ser en su altura; brazos regulables por lo menos en su altura.

4) Es importante tener en cuenta tu presupuesto sin por ello dejar de elegir una silla adecuada y óptima. Si el presupuesto es limitado puedes optar por  elegir el mismo diseño y modelo de silla, pero dotar solo un porcentaje de las mismas con regulaciones extras  para aquellas personas con características fuera de la media. Por ello los modelos de sillas que ofrecen opciones como suplementos te ayudarán a  asignar mejor tus recursos.

5) La normativa europea aplicable a las sillas operativas es la UNE EN 1335. Si quieres asegurarte de que la silla elegida cumple con dimensiones proporcionadas pero sobre todo que cumple con requisitos de resistencia y estabilidad es recomendable que la silla este certificada por algún laboratorio externo acreditado por ENAC . Esta norma ensaya para personas de hasta 120 Kg y con un uso normal de la silla.

6) Si hay usuarios con peso superior a 110 Kg y hasta 150 Kg o la silla es para un uso intensivo y con cambio de usuarios por turnos, hay sillas específicas que vienen ensayadas y certificadas  24h bajo otra normativa BS; o al menos incorpora un mecanismo 24 horas, para asegurarte que la silla es la correcta.

7) Si la empresa trabaja a varios turnos, ten en cuenta que la silla a elegir debería ser de uso intensivo con certificado a poder ser o de la silla completa o al menos del mecanismo que utilice. El esfuerzo y desgaste de la silla se acelera con las regulaciones y ajustes de diferentes usuarios que utilizan una misma silla: Generalmente si la silla la utiliza siempre el mismo usuario, la va a regular y ajustar a su características de estatura y peso solo una vez , mientras que si la silla es compartida por varios usuarios y usadas en varios turnos este esfuerzo se dispara. Por ello, una alternativa intermedia para estos casos podría elegir un mecanismos syncron auto-pesante de 40 a 120 Kg, al menos gana en comodidad eximiendo al usuario de tener que ajustar la presión del syncron todos los días, pero no garantiza un uso intensivo.

8) Si se trata solo de algún usuario puntual con peso superior a 110 Kg (ensayos hasta 120,pero recomendamos a partir de 110 Kg) no es necesario que todas las sillas sean de uso intensivo o con mecanismos de uso intensivo, podrá optar por el mismo modelo de silla Click para todo el colectivo y Click 24 solo para ese o esos usuarios en concreto. O por cualquier otro modelo de silla operativa estándar, y opción mecanismo 24h en las que lo requieran.

Ahora bien, si eres tú el que vas a elegir tu silla, para ti, para tu despacho, para tu casa, para estudiar, la silla de oficina será la mejor opción para tu bienestar físico, no lo dudes.

Las sillas de oficina se diseñan ergonómicamente y la salud y bienestar del usuario es su máxima, pero no es necesario tantas regulaciones ya que te puedes permitir la silla cuyas dimensiones y diseño te resulten más cómodas y se adapten mejor a ti, o aquellas que ocupen el espacio o representatividad que desees. No necesitas normas y certificados, nada más que los que te exijas.

La estética, acabados y colores de tapicería también te condicionarán, pero es lo de menos, ya que cualquier modelo que elijas en base a su comodidad y estilo podrás posteriormente elegir sus acabados y colores.

Una vez elegida la silla de oficina, no olvides utilizarla correctamente, es fundamental tu postura y tus hábitos,  así como leerte el manual de instrucciones para en primer lugar ajustar la silla a tus medidas y una vez ajustada saber usar el mecanismo, regular su presión (salvo que sea autopesante), saber bloquear la inclinación del respaldo,  accionar el contacto permanente, etc.

Pero sobre todo, siéntate correctamente. Si has perdido el manual de instrucciones, siempre puedes descargarlo de la web. Cuéntanos y comparte con nosotros si tienes en cuenta todos estos factores a la hora de elegir tu silla para trabajar.

¿Estás deacuerdo que la silla influye en el bienestar laboral? 

Aún no hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies