Nuestra marca, el porqué de nuestro logotipo

La marca delaoliva lleva 60 años en el mercado, su logotipo ha ido evolucionando y cambiando a lo largo de estos años: diferentes tipografías, escrito junto o separado, minúscula o mayúscula… pero la marca siempre ha perdurado.

delaoliva hace referencia al apellido materno de su fundador, José Pérez de la Oliva , ese es su único fundamento y origen, lejos del aceite de oliva o de la mención a un olivo como muchas veces se cree. Podremos encontrar muchos productos situados en el mercado, en su mayoría sillas de oficina y confidentes en las que estampado en una base de aluminio, en una carcasa o en una simple etiqueta aparece de una u otra forma esta marca “delaoliva”, a veces DLO junto, separado, acompañado de símbolo o sin él, porque es mucho el camino recorrido y los logotipos utilizados, muchas las sillas colocadas en nada menos que sesenta años a las espaldas.

Por ello, cuando decidimos renovar y reforzar la marca optamos por mantener la última tipografía utilizada en nuestro logo escribiendo la marca con todo junto y en minúsculas excepto la “O”, con objeto de transmitir la consolidación y experiencia de la marca. Pero, delaoliva es una marca que se ha ido adaptando a las necesidades del mercado con flexibilidad para cambiar y ofrecer lo que un cliente y un sector exigente van demandando. Además, presenta un producto flexible en su oferta para permitir que sea el cliente el que, entre muchas opciones técnicas y cromáticas pueda ser el verdadero protagonista y autor de un producto de la marca “delaoliva”.

Tras una reflexión sobre cómo trasmitir esta flexibilidad, nada mejor que en nuestro propio logotipo, por ello se presenta una imagen renovada del mismo cambiando los colores de esa “la” intermedia, como transmisora de la adaptación de la marca a las necesidades y cambios del entorno, y también de la amplitud de opciones que presenta su producto. ¿Por qué, entonces, los colores de la “la”? Para transmitir la flexibilidad y adaptabilidad de la marca y del producto. Y, ¿por qué esta gama cromática? Porque son los colores de tendencia y la gama que más se adapta a este momento. Y, ¿serán siempre los mismo colores? No, la gama cromática será adaptable a las tendencias. Y por ello, probablemente en un año o en dos presentaremos una nueva gama cromática o tal vez la unificación de color. ¿Algún criterio para usar uno u otro color? Ninguno, nada más que el que mejor se adapte al situación o entorno, porque precisamente ese es su objetivo.

Pero ahora os preguntareis y, ¿por qué ahora presentáis la “o” en minúscula? Es un nuevo cambio en nuestro logotipo al que nos hemos visto obligados con la internacionalización de la empresa y su presentación en otros idiomas donde no se entiende esta unión gramatical de preposición-artículo-nombre y resaltar la «O» en mayúscula no lleva nada más que a la confusión del protagonismo de Oliva. En los propios listados de fabricantes o de expositores, hemos visto la confusión que ha generado el orden en el que aparecemos en los mismos, unas veces dentro de la «D» pero otras dentro de «O». Reforzando y definiendo esta marca internacionalmente pasamos a presentar la marca como delaoliva, escrito en minúscula como un solo nombre que ya es, donde el orden alfabético de la misma será dentro de la D, sin confusiones.

Aún no hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies